Convocatoria (2019-04)

Ampliación del plazo para el nº 23 (2019)

La revista de antropología social/cultural Ankulegi amplía hasta el 10 de mayo el plazo de presentación de propuestas de cara al n.º 23, que se editará en 2019. Pueden proponerse:
  • Artículos para el apartado monográfico, que estará dedicado a la muerte.
  • Artículos para el apartado ‘Colaboraciones’, de tema libre.
  • Reseñas críticas de libros de antropología social/cultural, recientes y sobre cualquier tema.
Solo se evaluarán los textos que se adapten a las normas de publicación. Consultas y textos deben remitirse a <aldizkaria[a]ankulegi[.]org>.

Monográfico del nº 23: "La muerte"

La muerte está presente en todas las sociedades y tiempos, aunque, como todo proceso biológico y social a la vez, se manifieste de formas muy diversas en función del contexto cultural e histórico. ¿Cómo se afronta la muerte y cómo se comunica? ¿Qué forma adoptan las ceremonias y rituales funerarios? ¿Qué características tiene el proceso de duelo, el luto o la búsqueda de sentido y recomposición tras un fallecimiento? ¿Qué relación establecen los vivos con los cadáveres? ¿Cómo se despide y cómo se recuerda a los muertos? ¿Cuál es su presencia en lo social (simbólica, fantasmal, espiritual, festiva)?

Por otro lado, morir es un proceso que responde a pautas distintas que conllevan acciones y decisiones también muy diferentes. Además de las muertes naturales, por enfermedad o accidente, el suicidio, la muerte inducida, la eutanasia e incluso el tratamiento de enfermedades terminales abren un campo de reflexión ética y antropológica sobre los procesos que conducen a la muerte; sobre cómo vivirlos y representarlos socialmente. Aquí entran en relación el pensamiento médico y forense, la religión, la bioética y también el derecho, la dignidad y la legalidad como campos en tensión.

En este sentido, la perspectiva biopolítica y los estudios sobre la violencia, la guerra o el genocidio arrojan reflexiones ético-políticas y epistémicas de primer orden que nos interpelan desde un presente que ha devenido necro-tanato-político. La producción de la muerte violenta y la desaparición en contextos muy diversos plantea sus propias ritualidades y luchas por la justicia, el reconocimiento y la reparación: desde la fosas comunes que pueblan el planeta o los miles de cuerpos ahogados en el mar hasta las víctimas de las guerras o del feminicidio.